Vencer es honrarle

“Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida” “Y salió venciendo y para vencer” “El que venciere heredará todas las cosas” (Ap 2:7, Ap 6:2, Ap 21:7) ( ver tambien Ap 2:11, 17, 26; 3:5, 12, 21)

Dios promete grandes cosas para todos los que vencen, por eso Dios quiere motivarte para que seas un vencedor.

El plan de Dios es que tu venzas, que seas un vencedor.

Dios hizo a Adán vencedor (sin pecado y con gran capacidad de trabajo)

Dios te ha diseñado para que venzas

Dios quiere que todos sus hijos sean vencedores, porque vencer es honrarle.

Dios llama a vencedores a que le sirvan, no a gente perfecta

Dios quiere que tu entiendas que en Dios eres “mas que vencedor”

Todos admiran a los vencedores y todos ignoramos a los perdedores. Dios he ha hecho vencedor para que todos te tengan de referente, porque vencer es honrarle.

Algunos llegan a la iglesia tan derrotados que es difícil convercerlesque han de acostumbrarse a ganar. El plan de Dios es que seas vencedor.

Alguien derrotado evade lo difícil, escoge lo fácil, busca salida en droga, alcohol, la mentira, etc…

Dios vino a tu vida para convertir el perdedor que eras en un vencedor porque vencer es honrarle.

Hemos de vencer en:

1) Santidad.- “sin santidad nadie verá a Dios

2) Vida cristiana.- “Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fé ¿Quien es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el hijo de Dios” (I Jn 5:4)

3) El Orgullo.- Vence tu orgullo. Dios va a pelear contra tu orgullo para ayudarte a ser un vencedor. El va a golpearte y va a ponerte en situaciones que tu orgullo va a dolerse, porque El quiere que tu orgullo sea vencido. Vencer es honrarle

4) En el trabajo.- Buen trabajador o buen Jefe. Cumple horarios, sé rentable a tu empresa.

5) En los estudios.- Esforzandote, siendo ejemplo de compañeros y profesores. EStudiando sacando buenas calificaciones y teniendo misericordia de los débiles de la clase.

Vence en todas las áreas de tu vida y muchos vendran a ver como lo consegues y podrás encaminarles a los pies del que “salió venciendo y para vencer” nuestro Señor Jesucristo

Deja un comentario