Una puerta abierta en el cielo

 

Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. 2. Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. 3. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. 4. Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. 5. Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. 6. Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. 7. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. 8. Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. 9. Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, 10. los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: 11. Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas” (Apocalipsis 4)

 

Existe un mundo natural y un mundo espiritual.

Los dos están activos durante todo el tiempo, pero en el mundo natural suele vivirse sin ser consciente del mundo espiritual.

Solo la gente que ha entendido los principios de Dios y vive en comunión con Dios son conscientes de que el cielo gobierna la tierra, y que los seres humanos tenemos acceso al mundo del espíritu.

En este capítulo el apóstol Juan se encuentra ante una puerta sobrenatural y entra por ella.

Veamos algunas cosas interesantes de este pasaje:

 

1.- Una puerta abierta.- He aquí una puerta abierta en el cielo” (V.1)

Hay momentos en los que por diversas causas se abre el mundo del espíritu al ser humano, se abren puertas.

 

2.- Tiene que haber disponibilidad.- “Sube acá”. Si por lo que sea, temores, dudas, teología, o cualquier razón no quieres no vas a entrar, tú tienes que subir. Dios te invita, pero tienes que dar el paso.

 

3.-  Se abren para revelarnos cosas.- y yo te mostraré”  Necesitamos revelación y Dios quiere dárnosla.

Dios quiere mostrarle al hombre que le sirve, las cosas que tiene para su vida, y las cosas que le esperan en el futuro.

Dios quiere revelarle a Juan como es el cielo, como es el trono de Dios, como es el mundo del espíritu cercano a Dios.

 

4.- Visión impactante.- (V.2-5) “Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. 3. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. 4. Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. 5. Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios”

Las palabras apagan la realidad que estaba viendo Juan.

Lo que veía era superior a lo que cualquier ojo humano ha visto con anterioridad, aunque tiene ciertos parecidos.

 

  • El que estaba sentado tenía un aspecto semejante a dos piedras preciosas (Jaspe y Cornalina”
  • El arcoíris era semejante a la esmeralda (¿un arcoíris verde?)
  • Alrededor del trono había otros 24 tronos con 24 ancianos con ropas blancas y coronas.
  • Del trono salían relámpagos, truenos, voces.
  • Delante del trono ardían 7 lámparas de fuego que eran los 7 espíritus de Dios.

 

5.- Semejantes.-  Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. 7. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando” (V.6-7)

Delante del trono habían cosas que el apóstol no puede describir salvo usando la palabra “semejante”.

No hay nada igual en la tierra, aunque se parecen en algunas cosas:

Semejante al cristal.

Semejante a un león.

Semejante a un becerro.

Un rostro “como de” hombre.

Semejante a un águila volando.

Lo que existe en el cielo puede parecerse a algunas cosas que hay en la tierra, pero es totalmente distinto.

No hay nada igual en la tierra a lo que hay en el cielo aunque se le parece.

Dios creó la tierra y la hizo en semejanza de lo que había en el cielo. Dicho de otra manera lo que hay en el cielo no se parece a lo que hay en la tierra, sino que lo que hay en la tierra se parece a lo que hay en el cielo.

El cielo fue primero.

Es por eso que el cielo es superior a la tierra, es de mayor calidad, y lo de la tierra es solo una copia. Una buena copia, pero no es el original, y es de peor calidad.

 

6.- Adoración continua 1.-  “Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir” (V.8)

Los “cuatro seres vivientes”, así lo describe la Biblia, no se sabe exactamente si son ángeles u otra entidad espiritual, lo cierto es que están adorando continuamente a Dios.

a.- “Santo, Santo, Santo”.- Tres veces santo, esa es la definición de nuestro Dios. Único, sin mancha, perfecto.

b.- “Señor”.- Dueño, amo.

c.- “Todopoderoso”.- Tiene poder para todo, incluso para frenar su poder cuando lo ve conveniente.

d.- “Era, es y ha de venir”.- El eterno, el que siempre ha sido “Yo soy el que soy”.

También apunta a la segunda venida, Jesús va a regresar, va a venir, no estamos solos, está con nosotros todos los días, y va a regresar en poder para ser visto por el mundo.

 

7.- Adoración continua 2.- Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, 10. los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: 11. Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas” (V.9-11)

No solo los cuatro seres vivientes, también los 24 ancianos adoran continuamente:

a.- “dan gloria y honra”.- Reconocen quien es Dios.

b.- “acción de gracias”.- Dan gracias a Dios por todo lo que han recibido.

c.- “vive por los siglos de los siglos”.- Es eterno.

d.- “se postran”.- Les reconocen como superior, se humillan ante Él.

e.- “echan sus coronas”.- Le devuelven la autoridad entregada.

f.- “digno eres de recibir la gloria y la honra”.- La merece y se le da adoración.

g.- “creaste todas las cosas”.- Es creador, y “por tu voluntad existen” mantiene cada día la existencia.

 

8.- La puerta del mundo del espíritu está abierta para usted.- Usted puede entrar en el mundo del espíritu y recibir de Dios.

Requisitos: Vivir en Santidad.- Su santidad conectará con la de Dios y la puerta se abrirá.

Adorar a Dios.- Humillarse ante Él.

Darle gloria.- No te lo creas, todo viene de Él y es para Él.

Cuando Dios ve tu corazón, abre puertas y recibirá visión, dirección y revelación de lo alto.

 

Deja un comentario