Paz en la vida

 

En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro. 2. Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades. 3. Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. 4. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos” (Isaías 26:1-4)

 

1.- La Biblia está llena de bendiciones.

-Algunas vienen a través de las historias que nos enseñan que hacer y qué no hacer.

Hay personajes a los que imitar y otros a los que haya que hacer lo contrario que ellos hacen.

  • Otras bendiciones vienen a través de poesías que recitadas por hombres inspirados por Dios nos muestran cuales son las cosas que hacer y qué no hacer, al igual que bendiciones que hay para nosotros, y mil enseñanzas más.
  • Otras bendiciones son directamente leyes que si las cumplimos somos bendecidos y si no nos perdemos la bendición.
  • Otras bendiciones vienen en forma de profecías.

Este pasaje está dentro del grupo de las profecías.

 

2.- El profeta cuando da la palabra puede hacerlo en tres sentidos:

 

1.- Corregir lo que se hace en el momento de la profecía.

2.- Apoyar lo que se hace en el momento de la profecía.

3.- Contar cosas que van a ocurrir en el futuro.

 

En algunas ocasiones están estas cosas bien definidas, pero otras veces se entremezclan.

Este pasaje apunta a un futuro cuando el Señor Jesús ya ha regresado.

Cuando el Mesías esté gobernando, pero también apunta al hoy, porque nos cuenta cosas muy importantes para hacer en el día a día.

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué se entremezclan?

Es debido a que el Mesías ya vino, pero ha de regresar.

Las profecías que hablan de las bendiciones de Dios cuando llegue el Mesías se cumplen en la actualidad, porque el Mesías ya vino y estableció su reino, que será desarrollado en plenitud en la segunda venida.

Por esto las profecías que hablan de las bendiciones de Dios para cuando llegue el Mesías tienen cumplimiento en nuestras vidas, en el hoy, porque el Mesías ya vino.

La iglesia puede disfrutar, en parte, no en su totalidad, de las bendiciones de la venida del Mesías.

Veamos las bendiciones que tenemos hoy:

 

3.- “Fuerte ciudad tenemos”.- Vivimos en la ciudad de Dios, en el reino de Dios, en su iglesia, y la iglesia es fuerte.

No lo parece, pero es fuerte.

Parece débil, pero lleva 2000 años persistiendo a pesar de persecuciones físicas e intelectuales.

Persecuciones físicas como las del imperio romano, la inquisición católica, el Islam, el comunismo, y también las intelectuales, tratando de burlarse y desprestigiar la fe en Dios y su palabra.

Además ha sobrevivido a ataques desde dentro a través de herejías, falsos maestros, falsos pastores, falsos apóstoles, falsos profetas y falsos hermanos.

Se ha dado casos en los que parecía que la iglesia se había exterminado y de pronto, sin que nadie sepa, han surgido de la nada miles de cristianos (China, Rusia, Corea del Norte). En los países árabes se están convirtiendo con sueños.

 

4.- Salvación.- La iglesia es el lugar de la salvación.

La iglesia no salva, salva Cristo, pero en ella se manifiesta la salvación.

La gente que vive en Dios y está en la iglesia reciben bendiciones de Dios, protección y salvación en los momentos difíciles, somos los ciudadanos de su reino, somos sus súbditos, somos sus hijos.

“Muro y Antemuro” estar en la iglesia es estar bien defendido.

 

5.- Abrid las puertas.- La iglesia está bien defendida, pero está abierta.

Las puertas de la iglesia han de estar abierta a todos los que quieren entrar y formar parte de ella.

“Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”.

 

6.- Característica de los habitantes de la iglesia: “gente justa, guardadora de verdades”

1.- Justa.- a) Justificada por Dios .b) Busca la justicia y aborrece la injusticia.

2.- guardadora de verdades.- Toda la verdad de Dios y su palabra se encarna y pasa a formar parte de la esencia de la iglesia.

 

7.- Clave para tener paz en la vida.- “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado” (V.3)

 

  1. a) Pensar en Dios y sus promesas.

Tu paz depende de tus pensamientos.

Los pensamientos marcan tu estado de ánimo.

Una mente que mantiene sus pensamientos en Dios es una mente en paz.

Un cristiano que distrae su mente en cosas que no son las de Dios, es un cristiano tan perturbado como la gente que no conoce a Dios.

La clave está en perseverar, no solo en pensar, sino perseverar en ese pensamiento, porque el diablo va a intentar de despistarte.

Perseveremos en ver a Dios en todo Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos”.

 

  1. b) Confiemos en Dios.-en ti ha confiado” No solo pensemos, sino vayamos un paso más, confiemos.

Confiar es más que pensar, es poner nuestras vidas en sus manos.

Es saltar y esperar que nos recoja.

Es obedecerle sabiendo que no se equivoca.

Es hacer su voluntad aunque otros piensen que es una locura.

 

8.- La fortaleza está en Dios.- en Jehová el Señor está la fortaleza”

La ciudad es fuerte, porque está cimentada en un Dios fuerte.

La base de la iglesia, los fundamentos, es Dios mismo.

Los cimientos marcan el futuro de un edificio, los cimientos de la iglesia es Dios mismo, Jesucristo, la roca fuerte, por eso la iglesia es fuerte.

Deja un comentario