Las ofrendas

” 1.- Cuando alguna persona ofreciere oblación a Jehová, su ofrenda será flor de harina, sobre la cual echará aceite, y pondrá sobre ella incienso,

2.- y la traerá a los sacerdotes, hijos de Aarón; y de ello tomará el sacerdote su puño lleno de la flor de harina y del aceite, con todo el incienso, y lo hará arder sobre el altar para memorial; ofrenda encendida es, de olor grato a Jehová.

3.- Y lo que resta de la ofrenda será de Aarón y de sus hijos; es cosa santísima de las ofrendas que se queman para Jehová.

4.- Cuando ofrecieres ofrenda cocida en horno, será de tortas de flor de harina sin levadura amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite.

5.- Mas si ofrecieres ofrenda de sartén, será de flor de harina sin levadura, amasada con aceite,

6.- la cual partirás en piezas, y echarás sobre ella aceite; es ofrenda.

7.- Si ofrecieres ofrenda cocida en cazuela, se hará de flor de harina con aceite.

8.- Y traerás a Jehová la ofrenda que se hará de estas cosas, y la presentarás al sacerdote, el cual la llevará al altar.

9.- Y tomará el sacerdote de aquella ofrenda lo que sea para su memorial, y lo hará arder sobre el altar; ofrenda encendida de olor grato a Jehová.

10.- Y lo que resta de la ofrenda será de Aarón y de sus hijos; es cosa santísima de las ofrendas que se queman para Jehová.

11.- Ninguna ofrenda que ofreciereis a Jehová será con levadura; porque de ninguna cosa leuda, ni de ninguna miel, se ha de quemar ofrenda para Jehová.

12.- Como ofrenda de primicias las ofreceréis a Jehová; mas no subirán sobre el altar en olor grato.

13.- Y sazonarás con sal toda ofrenda que presentes, y no harás que falte jamás de tu ofrenda la sal del pacto de tu Dios; en toda ofrenda tuya ofrecerás sal.”

 

– Dios organiza las ofrendas. Dios quiere que su pueblo dé, Dios quiere un pueblo generoso. -Dios busca un pueblo que entienda el dar ofrendas a Dios, por eso nos deja este capítulo y los que le rodean.

– El cristiano que no da se seca, pierde frescura en su vida cristiana.

– Hay varias cosas que si un cristiano no las hace acaba secándose: 1.- Dar a Dios , 2.-evangelizar 3.- orar, 4.- Meditar en la Biblia, 5.- Tener comunión con otros cristianos

– Dios está muy interesado en tus ofrendas, por eso explica como han de hacerse.

– Hay ofrendas que son de sangre, sacrificios, pero estos ya acabaron con Jesús.

“Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.” (Hebreos 9:11-12)

Por eso vamos a ver este capítulo, que nos habla de las ofrendas que son sin sangre.

(Romanos 12:1)”Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.” Este versículo nos dice que hemos de entregarnos a nosotros mismos. No en sacrificio de sangre, sino en sacrificio vivo

V.1.- Dios dice que tienen que preparar una torta con flor de harina, aceite, incienso, y más adelante que se añada sal y que nunca se mezcle con levadura o miel.

V.2.- La ofrenda la traeran a los sacerdotes. La ofrenda a Dios tiene unos administradores, los siervos de Dios. Ellos van a destinar esa ofrenda según la necesidad existente en ese momento

“Con todo el incienso”. El incienso es una resina olorosa que representa la adoración, la alabanza, la ministración a Dios

“Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.” (Hebreos 13:15)

V.3.- Lo que se da a Dios es “cosa santísima”. No es cualquier cosa, todo lo que das a Dios se convierte en algo especial para Dios. Hay una metamorfosis. La harina es harina, pero si se la das a Dios se convierte en harina especial. Todo lo dedicado a Dios en tu vida se convierte en algo especial.

Si usted se da a Dios se convierte en una persona especial

V.4.- “Será de tortas de flor de harina” es harina muy molida. Tu yo, tu ego, ha de ser molido y luego cocido en horno.

– Cuando se muele un grano, pierde la capacidad de reproducirse. El cristiano molido entiende que es Dios el que da el crecimiento, que no es uno con su capacidad. Si el pámpano no está pegado a la vid no puede llevar fruto.

“Sin levadura” La levadura significa pecado en toda la Biblia. Dios no quiere mezclas. Uno ha de limpiarse para dar. Si alguien viene sucio, no es agradable a los demás. No nos presentemos sucios delante de Dios.

“Amasadas con aceite” “untadas con aceite”. Amasados y untados (dentro y fuera)Esa es la posición del cristiano que entiende el dar. El Espíritu Santo debe de dirigirnos. Demos ungidos por Dios. Dar forma parte de la obra del Espíritu Santo en nuestra vida.

– En Romanos 12:6-8 se habla de los dones del Espíritu Santo y se nos dice: “El de servicio en servir” “el que reparte con liberalidad” “el que hace misericordia con alegría”

V.11.- “Ni de ninguna miel” David dijo “No ofrecerá a Dios nada que no me cueste” Uno ha de dar aunque a veces no nos resulte dulce

– Dar es un privilegio de todos aquellos que forman parte del pueblo de Dios.

Deja un comentario