Gente Fiel

” decía Absalón: ¡Quién me pusiera por juez en la tierra, para que viniesen a mí todos los que tienen pleito o negocio, que yo les haría justicia!” (II Samuel 15:4)

” Y mientras Absalón ofrecía los sacrificios, llamó a Ahitofel gilonita, consejero de David, de su ciudad de Gilo. Y la conspiración se hizo poderosa, y aumentaba el pueblo que seguía a Absalón.

13 Y un mensajero vino a David, diciendo: El corazón de todo Israel se va tras Absalón. 14 Entonces David dijo a todos sus siervos que estaban con él en Jerusalén: Levantaos y huyamos, porque no podremos escapar delante de Absalón; daos prisa a partir, no sea que apresurándose él nos alcance, y arroje el mal sobre nosotros, y hiera la ciudad a filo de espada. 15 Y los siervos del rey dijeron al rey: He aquí, tus siervos están listos a todo lo que nuestro señor el rey decida. 16 El rey entonces salió, con toda su familia en pos de él. Y dejó el rey diez mujeres concubinas, para que guardasen la casa. 17 Salió, pues, el rey con todo el pueblo que le seguía, y se detuvieron en un lugar distante. 18 Y todos sus siervos pasaban a su lado, con todos los cereteos y peleteos; y todos los geteos, seiscientos hombres que habían venido a pie desde Gat, iban delante del rey.

19 Y dijo el rey a Itai geteo: ¿Para qué vienes tú también con nosotros? Vuélvete y quédate con el rey; porque tú eres extranjero, y desterrado también de tu lugar. 20 Ayer viniste, ¿y he de hacer hoy que te muevas para ir con nosotros? En cuanto a mí, yo iré a donde pueda ir; tú vuélvete, y haz volver a tus hermanos; y Jehová te muestre amor permanente y fidelidad. 21 Y respondió Itai al rey, diciendo: Vive Dios, y vive mi señor el rey, que o para muerte o para vida, donde mi señor el rey estuviere, allí estará también tu siervo. 22 Entonces David dijo a Itai: Ven, pues, y pasa. Y pasó Itai geteo, y todos sus hombres, y toda su familia. 23 Y todo el país lloró en alta voz; pasó luego toda la gente el torrente de Cedrón; asimismo pasó el rey, y todo el pueblo pasó al camino que va al desierto.

24 Y he aquí, también iba Sadoc, y con él todos los levitas que llevaban el arca del pacto de Dios; y asentaron el arca del pacto de Dios. Y subió Abiatar después que todo el pueblo hubo acabado de salir de la ciudad” (II Samuel 15:12-24)

“1 Aconteció que se hallaba allí un hombre perverso que se llamaba Seba hijo de Bicri, hombre de Benjamín, el cual tocó la trompeta, y dijo: No tenemos nosotros parte en David, ni heredad con el hijo de Isaí. ¡Cada uno a su tienda, Israel! 2 Así todos los hombres de Israel abandonaron a David, siguiendo a Seba hijo de Bicri; mas los de Judá siguieron a su rey desde el Jordán hasta Jerusalén.” (II Samuel 20:1-2)

“66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él. 67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros? 68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna”. (Juan 6:66-68)

 

– Hoy en día uno de los valores más difíciles de encontrar es la fidelidad.

– En los matrimonios la gente se casa “hasta que…”, se casa pensando el la fecha de caducidad del matrimonio. Muchos ya ni se casan, quieren probar primero, casarse después para luego separarse. Los pastores tenemos auténticos problemas a la hora de recibir a la gente, vienen casados con dos mujeres, o con tres, con hijos de varios hombres, y casados con otro, etc…

– La gente compra hoy aquí y mañana allí, no es fiel ni a la tienda ni al producto, los grandes fabricantes lo saben y meten drogas (cafeina, nicotina, quinina, etc…) para crear una adicción que haga que continuen siendo fieles a su negocio.

– Esta filosofía mercantilista se mete en la iglesia, y la gente está en la iglesia hasta que aparezca otra. Esto hace que los pastores se vean en presión y busquen hacer el triple salto mortal espiritual, para que la gente continue en la iglesia local que pastorean, porque ya se parte de la idea que la gente está contigo hasta que aparezca otra iglesia mejor, un pastor más guapo, o alguien que haga más milagros..

Cualquier estorbo del diablo se convierte en una razón para dejar la iglesia (una enfermedad, un problema laboral, un problema con un hermano, una novia o esposa mandona, etc…)

Esta situación hace que se esté bajo presión y que la presencia de Dios se vaya. El reino de Dios es estorbado por la falta de fidelidad

– El diablo siempre va a apoyar y potenciar la falta de fidelidad, porque sabe que es un arma fabulosa para hacer daño a la obra de Dios.

En este pasaje que hemos leido vemos que David se encontró con este problema:

1.- Le fue infiel su propio hijo.- Absalón era hijo de David, todo lo había recibido de David, la educación, la alimentación, el principado, la vida…, sin embargo quería ser “Juez de la tierra” (II Samuel 15:4) Tenía ambiciones, y las ambiciones le hicieron urdir una estrategia para ganar el corazón de la gente y ponerlas en contra de David, su padre. No entendió que su deseo sería cumplido con el paso del tiempo, que sucedería a David, no entendía que antes de juzgar hay que estar tratado para hacerlo, quería hacerlo ya y de cualquier manera.

a)Su estrategia consistió en darle a la gente lo que quería. Ya el diablo usó esto con Jesús cuando en la tentación le dijo “Todos estos reinos te daré si postrado me adorares”. Algunos políticos usan esto, prometen de todo a cambio del voto, y luego no dan lo prometido, el pueblo es maltratado, pero no impota ellos consiguieron lo que querían, que era gobernar

– En consejería desconfía de aquel que te diga que está bien todo lo que deseas, puede que detrás de ese consejero haya algún interés.

b) Absalón es capaz de ponerse en contra de su padre, el rey. La infidelidad de algunos tiene dimensiones impensables

2.- La infidelidad produce el dolor de los fieles .- (II Samuel 15:23) “Y todo el país lloró en alta voz” Lloraron, igual que llora la esposa, el hermano fiel que ve que hay otros que se rebelan,el hermano fiel que ve como otros cambian la iglesia por otras cosas, sean las que sean, etc…

3.- La infidelidad produce ruina en los no fieles.- “Entonces el rey se turbó, y subió a la sala de la puerta, y lloró; y yendo, decía así: ¡Hijo mío Absalón, hijo mío, hijo mío Absalón! ¡Quién me diera que muriera yo en lugar de ti, Absalón, hijo mío, hijo mío! ” (II samuel 18:33) Absalón acaba siendo asesinado aún a pesar del dolor del traicionado David

4.- La infidelidad atrasa el plan de Dios.- En vez de conquistar nuevas tierras tienen que huir, y recomponer lo que le queda, solo 600 y tratar de sobrevivir en vez de conquistar.

Otro que se levantó contra David fue Seba

(II samuel 20:1-2) Su rebelión fue distinta, este dijo “cada uno a su tienda” o lo que es lo mismo, vete a lo tuyo, y deja lo de Dios, deja lo que dice David, y haz tu comodidad, tus deseos, tus gustos, lo tuyo, tu tienda. “y todos los hombres de Israel abandonaron a David” En verdad es fuerte este gancho ¿Que tienes que ver con david? No tiens parte en David ni heredad, en otras palabras, ¿Que recibes tu por servir a David? vuelve a lo tuyo. Absalón buscaba su ambición, Seba su comodidad.

V.22 “La mujer fue luego a todo el pueblo con su sabiduría; y ellos cortaron la cabeza a Seba” Seba perdió la cabeza, aunque en realidad ya la había perdido antes. “Que aprovechará al hombre si ganare todo el mundo y perdiere su alma”

Siempre hay un fiel especial llamado Itai Geteo.-

Este era un hombre fiel. Ni David se lo cree, y le pide que se vaya, pero él decide unirse al que era rey de Israel

La presencia de Dios va con los fieles.- Y he aquí, también iba Sadoc, y con él todos los levitas que llevaban el arca del pacto de Dios; y asentaron el arca del pacto de Dios. Y subió Abiatar después que todo el pueblo hubo acabado de salir de la ciudad” (II Samuel 15:24)

No Existe eso de ser fiel a Dios y no ser fiel a los hombres que Dios pone.- La fidelidad a Dios se traduce en ser fiel al hombre que Dios levantó.

Los simples se van con los absalones y los Seba, los fieles se van con los siervos de Dios.

Jesús tambien sufrio esto, casi todos se le fueron y dejaron de andar con él, pero siempre hay un remanente que entiende donde Dios les puso

Al final del libro de Samuel vemos a un rey David, triunfante, y que los que le siguieron son denominados los valientes de David. eran aquellos que cuando las cosas se pusieron mal estuvieron con David, con el hombre que Dios levantó, y estuvieron siempre con él, los que no se dejaron engañar ni por aquellos que le prometían lo que ellos querían, ni por aquellos que les instaban a satisfacer sus deseos, sin entender que ellos debían servir donde Dios les puso.

Deja un comentario