Celebración

“Booz, pues, tomó a Rut, y ella fue su mujer, y se llegó a ella, y Jehová le dió que concibiese y diese a luz un hijo. Y las mujeres decía a Noemí: Loado sea Jehová, que hizo que no te faltase hoy pariente, cuyo nombre será celebrado en Israel; el cual será restaurador de tu alma, y sustentará tu vejez; pues tu nuera, que te ama, lo ha dado a luz; y ella es de más valor para tí que siete hijos. Y tomando Noemí el hijo, lo puso en sui regazo, y fue su aya. Y le dieron nombre las vecinas, diciendo: Le ha nacido un hijo a Noemí; y lo llamaron Obed. Este es padre de Isaí, padre de David.” (Rut 4:13-17)

 

– Estamos ante el final feliz de una vida de desgracias: 1.- Hay hambre en Israel y Noemí y su esposo tienen que emigrar (1:1) 2.- El esposo de Noemí fallece (1:3) 3.- Sus hijos se casan con dos mujeres extranjeras (Rut y Orfa), pero acaban falleciendo los dos. 4.- Noemí regresa a sus tierra y con ella Rut. 5.-Se sienten amargadas (1:20) porque regresan sin nada (1:21) 6.- Tienen que trabajar duro para sobrevivir (2:2) 7.- Rut pelea para conquistar el corazón de Booz.

Al final se casan, Rut queda embarazada y nace Obed. !Aleluya! Un final feliz, siempre va ha haber un final feliz para el pueblo de Dios. A veces vemos las cosas difíciles, miramos las dificultades día a día, pero Dios quiere que creamos y miremos el final feliz que nos espera.

– Dios quiere que celebres muchas cosas, en este pasaje podemos ver 8 cosas que Dios quiere que celebremos:

1.- Celebra que Dios tiene un final feliz para ti.- Eres parte de un proyecto, no eres un suceso momentaneo. Pueden ocurrir muchas dificultades en tu vida, en tu ministerio, sea en Sevilla o en cualquier lugar, pero puedes celebrar que hay un final feliz. Tus ojos van a ver la gloria de Dios.

2.- Celebra que vas a producir.- “El Señor le dió que concibiese” (V.13) Puedes celebrar quedesde el principio de la creación Dios te dió un vientre fértil. Vas a producir para Dios. Nada puede impedirlo. Los impedimentos solo sirven para que luego puedas celebrar la bendición con más fuerza.

3.- Celebra que no te va a faltar pariente.- “Dios hizo que no te faltara hoy pariente” (V.14) Tienes una familia, la familia de dios. Esto no es un dicho es una realidad, y cada uno tiene quetrabajar para que la iglesia sea la familia de otros.

“Y nosotros hemos conocido y creido el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.” (I Juan 4:16) Debes amar para estar en la presencia de Dios. Dios va a estar contigo si amas. Dios nos puso en una trampa, así que si no entiendes el amor, si no haces que otros entiendan que la iglesia es su familia, Dios no va a estar contigo, por mucho que ores y ayunes.

Rompe las barreras, da y date a otros, Dios estará contigo, vivirás en su presencia, la gloria de Dios se manifestará y podrás celebrar que no te falta pariente. Cada hermano será tu pariente.

4.- Celebra que la iglesia va a ayudarte a restaurar tu alma.- “el cual será restaurador de tu alma” (V.15) Tus hermanos, van a ayudarte en la restauración de tu alma !celébralo! No pelees con tu hermano que está restaurando tu alma, aunque no te guste la forma, celebra la bendición de tener una familia que colabora con la restauración de tu vida.

5.- Celebra que tu vejez va a ser sustentada.- “sustentará tu vejez” (V.15) Noemí, no tenía nada, pero al casarse Rut con Booz y tener descendencia, la provisión de Booz vino a Noemí. Celebra que la provisión de Dios viene a tu vida. De no tener nada, vas a tenerlo todo, porque “del Señor es la tierra y su plenitud el mundo y todos los que en él habitan”

6.- Celebra que la bendición de Dios la vas a poder tocar.- “Y tomando Noemí al hijo, lo puso en su regazo” (V.16) La bendición de Dios no es algo etereo, está día a día sobre tu regazo. Las bendiciones de Dios podrás tocarlas, podrás gustarlas, podrás disfrutarlas. Hay quienes son incapaces de disfrutar de lo que Dios les da, pero tú debes disfrutar todas las bendiciones de Dios, la familia, los hijos, la iglesia, el trabajo, la provisión económica, etc… Dios lo puso todo para que lo disfrutaras, no dejes que algo te estorbe y no disfrutes de todo lo que Dios te da.

7.- Celebra que otros van a participar de tu bendición.- “Y le dieron nombre las vecinas, diciendo: le ha nacido un hijo a Noemí; y lo llamaron Obed” (V.17) Muchos van a gozarse y celebrar que Dios te ha bendecido. Tu bendición va a salpicar a muchos de los que te rodean (Escuela, instituto para la familia…)

8.- Celebra que lo que tu haces tiene continuidad.- “Y lo llamaron Obed. Este es padre de Isaí, padre de David.” (V.17) No sabemos que es lo que va a ocurrir en un futuro, pero sabemos que algo grande viene. David vino a traves de todos estos acontecimientos que hemos visto. Tu vas a ser el canal de bendición de generaciones futuras. Lo que tu haces no va a quedar en el olvido, o no va a ser algo futil, sino que Dios va a utilizar lo tuyo como trampolín de bendiciones futuras. Recuerda, tu no eres un suceso momentaneo en el tiempo y el espacio, sino que formas parte de un proyecto, del proyecto eterno de Dios.

Deja un comentario