David frente a los filisteos

David frente a los filisteos

 

Oyendo los filisteos que David había sido ungido rey sobre todo Israel, subieron todos los filisteos en busca de David. Y cuando David lo oyó, salió contra ellos. 9. Y vinieron los filisteos, y se extendieron por el valle de Refaim. 10. Entonces David consultó a Dios, diciendo: ¿Subiré contra los filisteos? ¿Los entregarás en mi mano? Y Jehová le dijo: Sube, porque yo los entregaré en tus manos. 11. Subieron, pues, a Baal-perazim, y allí los derrotó David. Dijo luego David: Dios rompió mis enemigos por mi mano, como se rompen las aguas. Por esto llamaron el nombre de aquel lugar Baal-perazim. 12. Y dejaron allí sus dioses, y David dijo que los quemasen. 13. Y volviendo los filisteos a extenderse por el valle, 14. David volvió a consultar a Dios, y Dios le dijo: No subas tras ellos, sino rodéalos, para venir a ellos por delante de las balsameras. 15. Y así que oigas venir un estruendo por las copas de las balsameras, sal luego a la batalla, porque Dios saldrá delante de ti y herirá el ejército de los filisteos. 16. Hizo, pues, David como Dios le mandó, y derrotaron al ejército de los filisteos desde Gabaón hasta Gezer. 17. Y la fama de David fue divulgada por todas aquellas tierras; y Jehová puso el temor de David sobre todas las naciones” (I Cronicas 14:8-17)

 

David es ungido Rey después de Saúl.

Los pueblos de alrededor se acaban informando de la noticia.

Los filisteos también se enteran.

Los filisteos eran enemigos de David.

 

1.- Cuando empiezas a servir a Dios se levanta el enemigo.- (V.8) El enemigo de nuestras almas y de los planes de Dios va a levantarse cuando empiezas a servir a Dios.

El diablo siempre va a intentar parar a la persona que quiere servir a Dios.

El día que te convertiste te ganaste un enemigo, Satanás.

Ser cristiano es integrar el ejército de Dios,  es pelear la buena batalla de la fe, contra todo lo que se oponga a la fe.

 

2.- Antes de organizarse busque la dirección de Dios.- (V.10) David, antes de tomar decisiones, antes de establecer un plan de guerra, busca la dirección de Dios.

No te metas en batallas donde Dios no te mete.

David era un hombre que vivía en la presencia de Dios y Él le hablaba.

Estar en la presencia de Dios (Devocional y oración) es clave para tener éxito en la vida.

Dios le habla y le cuenta el resultado final de la batalla “Los entregaré en tu mano”.

 

3.- Razón o dirección.- La gente se mueve por la razón o por la dirección de Dios.

La razón es buena, la dirección de Dios es mejor.

La razón tiene como base el conocimiento que tenemos los seres humanos, la dirección tiene como base los conocimientos de Dios.

El hombre puede saber mucho, pero no lo sabe todo. Sin embargo Dios lo sabe todo.

Si no tienes dirección es bueno al menos tener razón, es terrible actuar sin razón y sin dirección.

Pero la mejor opción es dejar que Dios decida y nos de dirección.

 

4.- David combate, Dios vence.- (V.11) “Dios rompió mis enemigos por mi mano”

Peleamos nosotros pero Dios es el que gana la batalla.

Si peleamos nosotros solos lo tenemos difícil, si Dios pelea con nosotros estemos confiados que la victoria está de nuestro lado.

Si tienes la dirección y la unción de Dios, entonces trabaja y contempla como eres vencedor.

 

5.- Quebremos otros dioses.- (V.12) Solo la gente sin falsos dioses puede quebrar otros dioses.

La gente de Dios rechaza todo lo que no es de Dios.

Dios rechaza todo lo que no le adore, el quiere que le adoremos a Él solo “es un Dios celoso”.

Dios no quiere que tengamos el corazón dividido.

Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Santiago 4:4)

Este texto es muy fuerte y nos muestra que los que servimos a Dios no podemos adulterar con el mundo.

6.- Dirección sobrenatural.- (V.13-15) Dios habla al corazón y también de forma sobrenatural.

El tiene revelaciones profundas para los que le sirven.

Dios puede organizar vientos que soplan, circunstancias, situaciones y mil cosas más para hablarte.

 

7.- Dios va a darte prestigio.- (V.16-17)  Cuando David obedece, vence, y cuando vence Dios de da prestigio ante el resto de la gente.

No te enaltezcas tu, deja que sea Dios el que te ponga en el lugar que mereces.

Hay un prestigio que Dios nos da a nivel espiritual.

Podemos ganar galones en el reino de los cielos, y Dios utilizarnos para misiones especiales.

Dios busca a capitanes, tenientes, generales, para encargarle las misiones más importantes.

 

 

Deja un comentario